Traductores e intérpretes como amigos imprescindibles del proceso de internacionalización de empresas

Internacionalización de empresas

Traductores e intérpretes como amigos imprescindibles del proceso de internacionalización de empresas

En la época de la globalización en la que vivimos parece impensable que una empresa no tenga miras de salir y darse a conocer al mercado internacional. La internacionalización de una empresa facilita sin duda el acceso a un mercado más amplio. En este punto, Internet es ese gran amigo que nos facilita la vida y nos acerca a posibles clientes.

Podríamos pensar que solo las grandes empresas cuya meta sea el negocio internacional precisen servicios de traducción. Pero hasta el negocio más pequeño del pueblo más remoto puede que necesite los servicios de una agencia de traducción. En cualquier momento podría entrar un turista extranjero para comprar alguno de sus productos. Por eso, no podemos olvidar el papel fundamental que desempeñan la traducción y la interpretación en el proceso de internacionalización.

Internacionalización de empresas

¿Qué tipo de traducción necesita mi negocio?

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de traducir cualquier tipo de documento destinado al negocio internacional. Algunos de los más importantes son determinar el público al que va dirigido y el tipo de traducción que necesita la empresa: general, jurada, técnica… Muchos organismos internacionales suelen pedir traducciones oficiales juradas de contratos o convenios para así asegurar que la traducción es fiel a su original.

Aun así, no todas las traducciones tienen que estar firmadas y selladas por un traductor jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Existen otros tipos de traducciones, como de folletos de productos, catálogos, patentes… Material corporativo más relacionados con el marketing y la comunicación que lo que necesitan es que la traducción, aparte de ser correcta, atraiga clientes en el mercado internacional.

Como ya decíamos, Internet es ese gran amigo que siempre está dispuesto a ayudarnos. Por eso, la mejor forma de lanzarse y empezar en esto de la internacionalización es darse a conocer, precisamente, en Internet. Para ello, necesitaremos contar con servicios profesionales de traducción para hacer de nuestra web una página web multilingüe de calidad. Es más que recomendable que el traductor sea nativo del idioma al que se va a realizar la traducción. De esta forma, también podrá adaptar el texto culturalmente y traducir de forma correcta las palabras clave. Es decir, podrá localizarlo.

Traducción e Interpretación

Sin embargo, la traducción para empresas no se basa exclusivamente en traducción. No podemos olvidarnos de que los servicios de interpretación son igualmente importantes en el proceso de internacionalización. Cuando una empresa ya ha dado el salto (o está a punto de darlo) al extranjero, es posible que tenga reuniones (telefónicas o en persona) con socios, proveedores o empleados de distintos lugares. Y es en esos momentos cuando necesitará contratar los servicios de un intérprete profesional.

Internacionalización de empresas

Al fin y al cabo, los traductores e intérpretes somos puentes que comunican distintas culturas con distintas lenguas y nuestra tarea es facilitar la comunicación entre ambas. Junto con Internet, somos esos grandes amigos que nos acercan a posibles clientes y nos ayudan a crecer internacionalmente.

Sé el primero en comentar

¡Deja un comentario!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.